Hazlo tú mismo

| 0 Comentarios

¡Cuánta satisfacción nos da poder realizar nosotros mismo el bricolaje del hogar y tener buenos resultados! Y hay una tarea que muchos de nosotros dejamos pendiente porque en muchas ocasiones no sabemos cómo hacerlo. No puede ser otra más que arreglar el grifo del baño.

En muchas ocasiones escuchamos el constante goteo de agua en nuestros grifos y en muchas ocasiones se trata solo de cambiar el manguito del grifo, exceso de cal,…pero hay en otras muchas en las que es necesario cambiar el grifo. Hoy  en La Tienda Directa os queremos enseñar cómo cambiar un grifo ya sea porque está muy deteriorado o bien por que queráis hacer reforma en el baño.

Para comenzar debemos de cerrar las llaves de paso del agua y comprobamos si hemos cerrado bien las llaves además de garantizar que toda el agua que contienen los grifos ha salido por completo.

lavabo

Una vez hayamos comprobado que no hay agua en los circuitos procedemos a quitar el grifo. Con ayuda de una llave inglesa aflojamos las tuercas de sujeción de los latiguillo a las tomas de agua, posiblemente le cambio del grifo del bidé sea algo más complicado pero no más que por el espacio que hay entre la pared y dicha pieza de baño.

Una vez ya hayamos soltados los latiguillos debemos de liberar la sujeción del grifo al lavabo que de normal están fijados por unos tornillos de unos 5cm de longitud. Aflojamos este tornillo y  fácilmente podremos desenroscar con la mano. Cuando estés desenroscando el grifo no olvides cogerlo para que no caiga y pueda dañar la pieza del bidé o lavabo. Una vez quitado el grifo limpia bien las superficies para poder comenzar con la instalación del nuevo grifo.

A continuación precedemos a la instalación del nuevo grifo enroscando el latiguillo en la rosca hembra que está en la base del grifo, no aprietes excesivamente para no dañar el latiguillo. Una vez colocados los latiguillos se atornilla el tornillo de fijación que será el que permita sujetar el grifo al lavabo.

Coloca la junta de la goma que nos permitirá impermeabilizar la base del grifo. Es por ello, porque no utilizamos siliconas; también, protege el lavabo del roce con el metal del grifo.

Seguidamente los latiguillos por el agujero y colocamos el grifo en la superficie del lavabo, para fijarlos colocamos la junta de la goma y la arandela con la misma forma. Colocamos la tuerca de sujeción en el tornillo y lo apretamos.

Para acabar conectamos los latiguillos a la llave de paso de la pared. Recordar el latiguillo de la izquierda es para el agua caliente y el de la derecha para la fría. Una vez ya hayamos conectado comprobamos las llaves de paso y comprobamos que funciona correctamente.

Autor: La Tienda Directa

Tu centro comercial online. Tecnología, belleza, hogar, bricolaje y electrónica a un click.

Deja un comentario

Campos requeridos marcados con *.